Año nuevo, cuerpo nuevo… y saludable

cuerpo nuevo chEmpieza el año y el primer propósito de año es, sin duda, reducir algunos “kilitos de más”, que se han acumulado a lo largo de los meses anteriores. Sin embargo, hay que ser muy cuidadosos para lograr este objetivo sin dañar la salud. Es por esto que Nestlé comparte con nosotros algunos consejos para ayudarte a cumplir este propósito de año nuevo:

¿Sabías que, de acuerdo a diferentes estudios, el exceso de peso puede provocar una sobrecarga de trabajo en algunos de los órganos más importantes? Además, si éste se acentúa puede convertirse en obesidad e incrementar la propensión de padecer algunas enfermedades. ¡Equilíbrate!

A pesar de que existen diferentes estrategias para mantener o disminuir el peso corporal, la única manera confiable de lograrlo es mediante una dieta equilibrada y adecuada a los requerimientos personales, combinada con una rutina regular de ejercicios. Es importante comprender que la pérdida de peso y el acondicionamiento físico deben ser procesos paulatinos, donde lo más importante es adoptar buenos hábitos de alimentación que permitan alcanzar el peso adecuado de manera duradera y saludable.

Evitemos dietas “dudosas”, ya que actualmente existen diferentes métodos, para tratar de perder kilos y cada uno de ellos ofrece ser la solución final al problema de sobrepeso. Sin embargo, en la mayoría de los casos, en lugar de ser benéficos, atentan contra la salud. Tal es el caso de las dietas que son altas en grasas y proteínas, con un bajo contenido de hidratos de carbono; cuyo resultado se basa en la pérdida de peso por eliminación del agua del organismo, sin embargo al abandonarla y volver a introducir alimentos ricos en hidratos de carbono, el peso perdido se recupera rápidamente.

Otro tipo de dieta es aquella que permite un consumo libre de alimentos ricos en fibra. Esto en un principio puede favorecer la pérdida de peso debido a la poca grasa que se ingiere, no obstante, este efecto se debe a una disminución en el tejido muscular, lo cual no es conveniente para el organismo. Así mismo, existen otras como la dieta de la Luna, la del ayuno, la del arroz, etc. que no son efectivas y sí en cambio, son muy peligrosas. Lo cierto es que la única manera segura de reducir nuestro peso sin correr el riesgo de recuperar lo perdido ni afectar la salud, es modificando los hábitos de alimentación y realizando un poco de ejercicio diariamente.

Debido a esta preocupación generalizada por cuidar la salud y mantener la línea, es que han surgido una gran cantidad de productos “ligeros” o “bajos en calorías”. Estos son alimentos a los cuales se les ha reducido el contenido de grasa y/o azúcar con el objeto de disminuir el total de kilocalorías que aportan. Dicha característica los convierte en una buena opción para las personas que quieren reducir su ingestión de energía o que tienen limitaciones en el consumo de hidratos de carbono o lípidos. Estos productos han venido a revolucionar la industria alimentaria y la vida de muchas personas, permitiendo disfrutar de alimentos que antes eran restringidos por su elevado contenido de energía. De esta forma, los alimentos “light” se han convertido en una buena opción cuando forman parte de una dieta equilibrada, pero no hacen milagros. Para lograr que tengan el efecto deseado y para el cual fueron creados, se debe adoptar un estilo de vida saludable que incluya una dieta recomendable.

Así pues, existen productos que facilitan el cumplimiento de los propósitos de año nuevo y sobre todo, un rápido retorno al camino de la salud.

 

Fuente: Nestlé, cuidarse es disfrutar

Check Also

¿Qué es la canola, de dónde proviene y cuáles son los beneficios a la salud?

Seguramente has escuchado del aceite de canola, pero sabes ¿cuáles son los beneficios en la …

Deja un comentario