Breaking News

El que se enoja, pierde

enojo chLas personas enojadas tienden a insultar y a hablar con términos muy subidos de tono que reflejan sus pensamientos internos. Cuando uno está enojado, las ideas pueden volverse muy exageradas y demasiado dramáticas.

Ten cuidado con las palabras “nunca” o “siempre” cuando hablas sobre ti o sobre otra persona, no sólo no son precisas sino que además tienden a hacer sentir que el enojo está justificado y que no hay forma de resolver el problema. Además, distancian y humillan a las personas que de otro modo podrían estar dispuestas a trabajar contigo para encontrar una solución. Por ejemplo, supongamos que un amigo siempre llega tarde cuando hacen planes para encontrarse. No lo ataques; piensa en cambio en la meta que deseas lograr: llegar a la misma hora.

Evita decir cosas como “Siempre llegas tarde. Eres la persona más irresponsable y desconsiderada que he conocido”. Al hacer esto, la única meta que alcanzas es herir y hacer enojar a la otra persona, enojarse no va a solucionar nada, que no te hará sentir mejor y, en realidad, puede hacerte sentir peor.

Las personas enojadas tienden a exigir justicia, valoración, acuerdo entre las partes y disposición para hacer las cosas a su manera. Todos deseamos estas cosas y nos sentimos lastimados y desilusionados cuando no las obtenemos; pero las personas enojadas las exigen y cuando sus exigencias no se cumplen, su desilusión se transforma en ira.

Algunas personas usan su ira como una forma de evitar sentirse heridas, pero eso no significa que el dolor desaparezca.

A veces nuestra ira y frustración son causadas por problemas muy reales e inevitables en nuestras vidas. No toda la ira está fuera de lugar, y con frecuencia es una respuesta sana y natural a estas dificultades. Algunas personas tienen una creencia cultural de que cada problema tiene una solución, y su frustración aumenta al descubrir que no siempre es así. La mejor actitud para superar dicha situación es concentrarse no tanto en encontrar la solución sino en cómo manejar y enfrentar el problema.

Las personas enojadas tienden a sacar conclusiones y actuar en consecuencia y algunas de esas conclusiones pueden ser bastante extremas. Lo primero que se debe hacer en una discusión acalorada es tranquilizarse y pensar las respuestas. No digas lo primero que pasa por tu mente, tranquilízate y piensa con cuidado lo que vas a decir.

Fuente: http://www.apa.org/centrodeapoyo/estrategias.aspx

Check Also

implante car

¿Cuál es el anticonceptivo más efectivo?

En México, aproximadamente 60% de los embarazos no planeados se presenta en adolescentes entre 15 …

Deja un comentario