¿Qué debo hacer con mi perro cuando me voy de viaje?

Checa estos 10 tips para que los dejes con los cuidados que mereces y necesitan.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 7 de cada 10 hogares en el país tienen una mascota, lo cual ha generado la necesidad de encontrar servicios específicos que den seguimiento al amor a los integrantes de cuatro patas y peludos de la familia.

 

La industria del cuidado de mascotas es una de las que ha reportado un crecimiento considerable en México, en el lapso de 2015 a 2016 aumentó 8%, según Euromonitor International, lo cual se traduce en ventas por 36.1 millones de pesos.

 

Las opciones de cuidado a mascotas van en aumento, sin embargo, hay elementos específicos para asegurar el cuidado óptimo de su perro. Para quienes salen de viaje o deben ausentarse de casa un tiempo, y necesitan dejar su mascota al cuidado de alguien más, DogHero, aplicación para hospedaje de mascotas. enlista 10 artículos indispensables para que su compañero animal lo pase de lo mejor.

1.    Cama. Cuando apartas a tu mascota del ambiente al que él está acostumbrado, aunque sea por un par de días, puede tener algunos síntomas de estrés. Es necesario que, para aminorar algún malestar, lleves al lugar en donde hospedes a tu mascota su cama ya que ésta representa un lugar seguro porque lo conoce por lo tanto eso lo hace sentir tranquilo. De esta forma aseguras que realmente disfrute su descanso.

2.    Juguetes. Otra cosa que ayuda a no volver tan fuerte el cambio es dejar alguno de sus juguetes favoritos, además permitirá que el cuidador temporal pueda jugar con él durante esos días de ausencia y crear un vínculo de confianza entre ellos.

3.    Platos. Para algunos perros comer en platos desconocidos puede no generarle conflicto, sin embargo, hay mascotas que son muy rutinarias y su alimentación se puede ver afectada si no reconocen el plato donde se alimentarán.

Llévale sus utensilios y junto con el cuidador temporal es necesario que creen una pequeña dinámica para asignarle al perro un lugar específico de la casa para darle de comer y así será sencillo que el peludo se acostumbre por los siguientes días a su nueva rutina.

4.    Suplementos y/o medicinas. Si el perro está bajo medicación será muy útil realizar una lista en la que redactes las indicaciones para cada medicamento, por ejemplo: horarios, contraindicaciones o cuidados especiales, además debes conocer si el cuidador conoce la técnica correcta para dárselas a tu mascota.

5.    Collar, correa y placa. Estos accesorios no pueden faltar si es que dejarás a tu perro al cuidado de alguien más, ya que es una forma de identificación por si llegase a presentarse un inconveniente, así le brindas seguridad a tu mascota. La placa es para facilitar el regreso de la mascota en caso de que se llegue a extraviar mientras que su collar y correa permitirá volver la estancia del can divertida, facilitando los paseos que el cuidador le pueda brindar.

6.    Números de emergencia.  Como no estarás cerca de tu perro, es fundamental brindar al cuidador temporal la información necesaria para cualquier emergencia. Para ello, lo mejor es dejar una lista con los números que consideras de emergencia por si llegara ocurrirle algo a tu can: tu número de celular, el número del lugar en donde te vas a alojar o donde puedan dejarte un mensaje si es que tu celular no tiene buena cobertura en donde estés y, sobre todo, el número telefónico del veterinario.

De manera que en caso de alguna emergencia sea fácil dirigir a la mascota con su doctor de confianza.

7.    Prenda del dueño. Dejar una prenda es un consejo útil sobre todo para aquellas mascotas que sean demasiado cercanos a sus dueños o para perritos muy nerviosos. Dejarle cualquier cosa que uses habitualmente que esté impregnada de tu olor, el perrito lo reconocerá y se sentirá tranquilo y no se sentirá solo.

8.    Transportadora. Si van a trasladar a tu mascota a algún lugar, por ejemplo, con el veterinario o en caso de sismo, es necesario que contemples estas eventualidades y le dejes al cuidador temporal alguna transportadora para que pueda mover más rápido a tu perro sin ningún inconveniente, siempre y cuando sea de raza pequeña.

9.    Suéter o Frazada. En temporada de invierno ambas prendas son muy útiles para que tu amigo peludo no pase frío en casa ajena. Además, si tu mascota está acostumbrada a cualquiera de estos dos objetos le será más fácil habituarse a un nuevo espacio.

10. Comida. Algunos dueños consideran que si hay algún cambio en su alimentación no hay problema alguno, pero para algunos perritos sí representa un conflicto tanto de inapetencia o en un caso mayor de enfermedad estomacal, por esa razón las croquetas deben compartirse con el cuidador. No está de más que si hay algún otro alimento que no sean croquetas y que tu perro esté habituado sin que dañe su salud, se lo menciones al cuidador temporal.

 

Check Also

Muchas mujeres diagnosticadas con cáncer de mama no presentan signos ni síntomas, revela estudio

¿Sabías que el cáncer de mama no siempre viene acompañado por un bulto en el seno? Al respecto, …