Breaking News

Sustituto de azúcar para la gente con diabetes

edulcorantes ch

Vivir con diabetes implica hacer algunos cambios en la alimentación no sólo de los pacientes, también de la familia que les rodea. Pero estos cambios son positivos y no deben ser tan radicales como muchas familias piensan, ya que con esta enfermedad se puede comer de todo en porciones moderadas.

Efectivamente lo que más se debe moderar es el consumo de carbohidratos, grupo alimenticio donde entra el azúcar y por lo tanto todo lo dulce; sin embargo, ahora es posible disfrutar de alimentos ricos en sabor sin que generen aumentos de glucosa innecesarios, para ello es que se puede recurrir a edulcorantes como herramientas para dar sabor a los alimentos sin tener problemas de salud. Recientemente se dio a conocer un DBsugar, un edulcorante a base de Isomal que es un disacárico que no aumenta los niveles de glucosa en la sangre, es un producto mexicano que no deja resabio amargo o ácido, que a muchas personas les molesta.

Un sobre endulza el equivalente a 2 cucharaditas de azúcar. Por ser un edulcorante es un aliado en el estilo de vida saludable, al sustituir la ingesta de azúcar; por lo que es ideal para todas aquellas personas que cuidan de su salud, mientras disfrutan de comer saludablemente y está avalado por la federación Mexicana de Diabetes, que también recomienda a los pacientes que viven con diabetes una serie de consejos para vivir más y mejor:

  1. Comer saludablemente: Llevar un plan de alimentación personalizado y adecuado a las necesidades y gustos de la familia es básico para nutrirnos bien, para mantener o conseguir un peso adecuado y sobre todo para controlar nuestros niveles de glucosa.
  2. Mantenerse activo: Establecer un plan de actividad física constante y de acuerdo a nuestra condición personal ayuda a normalizar los niveles de glucosa y contribuye al control metabólico. Caminar 30 minutos diarios 6 veces a la semana es suficiente para ver resultados.
  3. Medir constantemente los niveles de glucosa (automonitoreo): Llevar un registro diario de estas cifras proporciona una herramienta de gran ayuda para el médico y el educador en diabetes. Permite la modificación del tratamiento con base en la observación de las fluctuaciones de glucosa.
  4. Seguir el tratamiento médico: Los antidiabéticos orales y la insulina apoyan en el control de los niveles de glucosa. Es necesario conocer su función y los efectos que producen en el organismo, así como sus horarios. Todo esto deberá relacionarse con los alimentos y la actividad física.
  5. Aprender a enfrentar retos cotidianos: LA EDUCACIÓN es la piedra angular en el control de la diabetes. Un paciente que se conoce y que entiende su condición reduce la posibilidad de presentar complicaciones y, por ende, garantiza una mejor calidad de vida.
  6. Reducir riesgos: Aprender sobre las complicaciones agudas y crónicas de la diabetes y cómo prevenirlas. Además, es importante iniciar una revisión periódica por especialistas (oftalmólogo, odontólogo, etc.) para su detección y control oportuno.
  7. Tomar una actitud positiva y adaptarse sanamente al nuevo estilo de vida: Implementar técnicas que ayuden a relajarse y a incorporar la diabetes a la vida para aprender a vivir mejor con ella.

 

Check Also

pancake-637505_640

El gluten no es el problema, sólo basta una dieta sana

Luego de que algunas personas famosas hicieron pública su dieta libre de gluten hace algún …