Breaking News

¿Ya checaste tu hígado?

hepatitis ch

Las hepatitis son enfermedades infecciosas que provocan un grado de inflamación en el hígado que puede llevar a que su mal funcionamiento genere padecimientos más graves como la cirrosis y cáncer. Las hepatitis se pueden corregir y evitar con medicamentos y vacunas, pero lo primordial es tener el diagnóstico de la existencia de alguno de los virus por medio de una prueba de sangre para poder llegar a un buen manejo de la enfermedad.

El diagnóstico de algún tipo de hepatitis a veces se hace de manera tardía porque muchas veces no hay síntomas que alerten al paciente. Por lo anterior, es importante crear conciencia en las personas de la existencia de estas enfermedades, la manera en que se previenen y sobre todo informar que sí tienen cura, siempre y cuando haya un diagnóstico temprano.

Existen 5 tipos de hepatitis, que van de la A a la E, pero las B y C son las que  pueden evolucionar a formas crónicas y son las que causan el 80% de los tumores malignos en el hígado. Para la hepatitis B existe cura y vacuna, para la C sólo hay cura y para prevenirla hay que evitar el uso de jeringas sin esterilizar y relaciones sexuales sin protección.

Los avances en los tratamientos y en acciones de conciencia como establecer el Día Mundial de la Hepatitis que se celebra cada 28 de julio han logrado que la Organización Mundial de la Salud haya estipulado tres metas importantes con respecto a la hepatitis, ya que se espera que para 2030 haya una reducción al 90% de nuevos casos, 90% en diagnósticos y la reducción de la mortalidad por enfermedades hepática en 65%.

En nuestro país, de acuerdo con las cifras de la Fundación Mexicana a para la Salud Hepática (FUNDHEPA), 80% de los pacientes con hepatitis C no saben que tienen este virus, por ello es necesario realizar pruebas en las poblaciones de riesgo, para poder dar tratamiento y así evitar que se siga el contagio.

La vacuna para la hepatitis B ya está incluida desde hace 15 años en la cartilla de vacunación infantil; sin embargo, todavía hay una gran cantidad de población, adulta que no tiene esta vacuna, la cual está disponible en los centros de salud e incluso en el Seguro Popular.

La hepatitis B, C y D se transmite por medio de sangre, ya sea por medio de trasfusiones o instrumentos no esterilizados como agujas que fueron usadas por alguien con el virus, además de la vía sexual o en el caso de la B que pasa de madre a hijo durante el parto. Para estos tipos de hepatitis hay tratamiento que puede erradicar el virus y vacuna para la tipo B. Las hepatitis A y E se relacionan con el consumo de agua o alimentos contaminados y generalmente se curan adquieren inmunidad prácticamente sin mayor tratamiento.

Si se presentan síntomas, los más comunes son los siguientes: ictericia (color amarillo en la piel), orina oscura, fatiga intensa, vómitos o dolor abdominal. Si consideras que puedes tener hepatitis es conveniente acudir a tu médico o a FUNHEPA para recibir orientación adecuada.

 

Check Also

psoriasis y obesidad car

Baja la grasa abdominal y mejora tu salud

La obesidad no es una cuestión estética, como muchas personas pretenden tratarlo, es un problema …